No tens activat JAVASCRIPT al navegador, pots navegar en la nostra web tranquil·lament, però et recomanem que ho activis perquè puguis fer us del Web amb totes les funcionalitats.

Autismo: Acoso escolar y rechazo social 

En la guardería tenía una profesora que me ahogaba en agua y que me pegaba, en primaria muchos de mis compañeros se metían conmigo por cómo era. Recuerdo perfectamente que el último año de primaria es decir en 6o, la profesora que me tocó se la agarró conmigo. Nos puso un examen sorpresa y yo lo suspendí ya que si no me avisan y me organizo me pierdo mucho, a parte me cuesta seguir el ritmo de la clase… Pues esta profesora, me puso al final de la clase a un rincón que ella nombró el rincón de los burros, allí me dejó por todo el curso, incluso amenazaba a mis compañeros que si suspendían les iba a sentar a mi lado… 

En secundaria más o menos fue lo mismo, con la única diferencia que eran los compañeros quién me acosaban y los profesores no hacían nada. 

Recuerdo que me pusieron entre otros apodos como "morsa" y me empezaron a llamar "Lucy" ya que les recordaba a la australopitecus. Cada vez que entraba a clase me hacían los ruidos de un león marino e incluso me pintaron en mi mesa la palabra "FOCA". Una chica de mi clase me dió una página para adelgazar nombrada Ana y Mia. Una página que si llego a saber antes todas las consecuencias que traerian no hubiese entrado. 

Empecé a no comer y a comer cuando estaba en compañía… En 2016 intenté quitarme la vida y fue entonces que me ingresaron al hospital. 

En el ingreso fue bastante difícil el no comer ya que estaba vigilada 24 horas. Eran bastante estrictos. 

Después de haber pasado por muchos diagnósticos psicológicos me dieron por fin el definitivo. El Síndrome de Asperger. 

Yo siempre he sentido que no era como las demás, me molestan demasiado los ruidos, tengo una rutina para hacer, cuando me pongo nerviosa me balanceo o muevo las manos… también digo 4 nombres de pingüinos Árticos: "Barbijo, Emperador, Papúa, Adelaida". Mi tema de interés son los pingüinos y me lo sé todo de ellos. 

Ahora también sufro rechazo sobre todo en sitios de trabajo… Cuento con el apoyo de mi madre, de mi pareja y de algunos amigos. Ya que con mi padre no tengo apenas contacto…

Quiero decir algo y es lo siguiente, todos somos iguales, y no por tener una discapacidad o ser más gorda tienes que rechazar a las personas. Cómo dicen muchos "pareces chico, eres gorda, no quiero juntarme contigo que aún me vas a contagiar el autismo…" 

EL AUTISMO NO SE CONTAGIA. 

BASTA YA DE TANTA DISCRIMINACIÓN!

Carregant, un moment, si us plau