No tens activat JAVASCRIPT al navegador, pots navegar en la nostra web tranquil·lament, però et recomanem que ho activis perquè puguis fer us del Web amb totes les funcionalitats.

Ahora hablo abiertamente de mi historia y me mantengo firme en la lucha contra el autoestigma

Tengo 43 años. Vivo con mi marido y mis dos hijos. A los 27 fui diagnosticada con un trastorno bipolar. Escondí mi diagnóstico a amigos y compañeros de trabajo durante años por miedo a que me etiquetaran.

He tardado 15 años en darme cuenta de que el estigma empieza por nosotros mismos, y que si no empezamos por aquí, será difícil que la sociedad cambie y deje de discriminar a las personas que tienen un problema de salud mental. 

Sí, han pasado 15 años, pero estos años me han permitido conocerme a mí misma. Ahora hablo abiertamente de mi historia y me mantengo firme en la lucha contra este autoestigma. Y es que la vida es un proceso de adaptación a los cambios de nuestro entorno. Y la aceptación y superación de nuestros propios límites es la forma de conseguir avanzar por ella.

En Obertament, he encontrado la forma de contar a la sociedad mi experiencia y también de contarlo a mi entorno más cercano; a gente que me quiere y me acepta tal y como soy. Me ha costado tiempo, pero “dar la cara” me ha permitido sentirme mejor conmigo misma y superar los límites que yo misma me había puesto.

Carregant, un moment, si us plau