No tens activat JAVASCRIPT al navegador, pots navegar en la nostra web tranquil·lament, però et recomanem que ho activis perquè puguis fer us del Web amb totes les funcionalitats.

El ángel de la guardia y los problemas puntuales

Hasta ahora os he hablado de superación, de empoderamiento…, pero hoy toca de hablar de este fin de semana en que estoy escribiendo esto, ya que, hasta ahora, es uno de los fines de semana más duros desde que estoy escribiendo este blog.

Para mí, estar un fin de semana sin nada que hacer, con mucho tiempo para pensar, sin poder disfrutar de mi hija, es un ejercicio muy difícil de superar. Me agobio, me machaco, no tengo conductas demasiado sanas. Pero todo esto que parece una involución, una vuelta al pasado, no lo es. El trabajo hecho hasta ahora ha dado sus frutos y he creado un campo de fuerza alrededor mío que hace que no me afecte en la medida en que me afectaba hace unos años.

Por un lado, he conseguido conocer un ÁNGEL DE LA GUARDIA (y eso que no soy católico) con el que hablar,  y aunque no puedo verla, solo escuchándome me relaja y me hace reír. Cosa que con los ángeles normales es muy difícil, ya que son todo lo contrario: no te escuchan y solo te aconsejan. Creo que no me abandonará nunca pero, si es así, todo lo que me ha dicho, jamás lo olvidaré.

Este Ángel ha sido para mí como esa conversación pendiente que tenía que haber tenido con mi padre, con mi ex, con mi madre, con mis amigos, que no tuve pero que estoy teniendo y tendré con mi Ángel, ya que con mi padre es imposible, murió hace cinco años.

Pero no solo es mi ángel quien me ayuda. Quien me ayuda soy yo mismo, porque todos tenemos una capacidad de RESILIENCIA increíble. Nadie, con todos los respetos, nos supera en capacidad de superación, y en capacidad para hablar cara a cara a nuestro trastorno. Porque este ‘compañero de viaje’, ESTUVO, ESTÁ Y ESTARÁ, y nosotros, todos nosotros, tenemos la capacidad innata o la tendremos para poder hablarle de tú a tú.

Por lo que quiero que una cosa os quede clara a todos: podemos tener un problema un día, una semana… Pero será un problema puntual. Lo afrontaremos mejor o peor, pero será un problema de pareja, de encontrar piso, económico. Pero nuestro ‘compañero de viaje’ debe quedar a un lado en esos momentos, porque tenemos problemas como cualquier persona. No como personas que tienen un trastorno.

Mis canciones para hoy:

Ángel caído de Antonio Vega

Not about Angels de BIrdy

Angels de The XX

Carregant, un moment, si us plau