No tienes activado JAVASCRIPT en tu navegador, puedes navegar en nuestra Web tranquilamente, pero te recomendamos que lo actives para que puedas puedas utilizar nuestra Web con todas las funcionalidades.

¿Quieres explicar tu historia? Algunos consejos para cuando la escribas

Lunes, 06 Junio 2016 00:00

¿Quieres explicar tu historia en primera persona sobre salud mental o escribir sobre microdiscriminaciones? Ahora puedes hacerlo en los blogs de Obertament (aquí te explicamos cómo), pero sabemos que explicar una historia es un proceso que a veces cuesta y en el que hay que tener en cuetna muchos detalles. No hay una fórmula científica: se puede escribir de muchas maneras y con estilos y formas de explicar muy distintas. Hay, sin embargo, algunos consejos que te pueden ser útiles en el momento de escribirla: 

-Hazte la pregunta "¿Qué quiero explicar?". Si la respuesta que encuentras es muy larga y compleja, es posible que el texto acabe siendo igual, y eso haga que el lector no entienda lo que quieres decir o no encuentre interesante tu historia. Si la respuesta que encuentras es precisa y sencilla, estás en el camino correcto. Ya tienes lo más importante: tienes muy claro de qué quieres hablar. Después ya añadirás todos los matices que hagan falta.

-No te preocupes en exceso por formalidades. No te pares cada vez que dudes sobre cómo se escribe una palabra o sobre si una frase está bien construida o no. Continúa y escribe tu historia. Nuestro equipo técnico dispone de recursos para revisarla a nivel formal y, si hace falta, proponer algunas correcciones o sugerencias que hagan más claro, bien escrito o atractivo tu texto.

-Si es breve, mejor. Es mejor explicar la esencia de una historia en un párrafo de cuatro líneas que conecte con el lector que no hacerlo en doce párrafos de diez líneas y con todos los detalles. Normalmente, lo breve se entiende mejor y se lee con más comodidad, sobre todo en la era digital en la que vivimos.

-Formas de destacar: un titular que capte la atención del lector y un primer párrafo donde introduzcas de qué hablará tu historia y por qué hablas de eso son dos buenas prácticas. También puedes destacar algún elemento (no muchos) con negrita si quieres que resalte.

-Solo lo que tú quieras, solo como tu quieras. Tienes que ser tú mismo, escribir con tu estilo y, sobre todo, te tienes que sentir cómodo con la historia que explicas. Siempre eres tú quien decide como y de qué hablarás, y también de qué no hablarás.

-Juega con el mundo digital: los enlaces a otros contenidos que puedan ayudar a explicar tu historia (noticias, otros textos o blogs, canciones, vídeos) son recursos que aportan mucho valor.

Cargando, un momento, por favor