No tienes activado JAVASCRIPT en tu navegador, puedes navegar en nuestra Web tranquilamente, pero te recomendamos que lo actives para que puedas puedas utilizar nuestra Web con todas las funcionalidades.

Estigma y discriminación

El estigma hace referencia a la atribución de calidades negativas y despectivas sobre un colectivo de personas, que pasan a ser vistas, pensadas y tratadas a través de un prisma construido sobre prejuicios y falta de información. A las personas con problemas de salud mental se nos considera imprevisibles, incapaces para trabajar y tomar decisiones, poco inteligentes, débiles y agresivas. Estereotipos todos que no se corresponden con la realidad, pero que influyen en las actitudes y comportamientos que los demás tienen hacia nosotros.

Este estigma y la discriminación como consecuencia son la principal barrera que encontramos para la recuperación, el bienestar y, en definitiva, tener una vida llena y normalizada.

  • Sufrimos el aislamiento social: a menudo tenemos dificultades para hablar sobre nuestra salud mental por miedo a la incomprensión y a veces somos rechazados o ignorados cuando lo manifestamos.
  • Se nos excluye de las actividades sociales: estudiar, ir a comprar, alquilar una casa, ir de vacaciones o unirse a un club son cosas a las que a veces no podemos optar las personas con problemas de salud mental por la discriminación que sufrimos.
  • Tenemos dificultades para conseguir o mantener un trabajo: si manifestamos en una entrevista laboral que tenemos un diagnóstico de salud mental, es probable que se nos discrimine en la selección y no consigamos el trabajo, por lo que a veces tenemos que esconderlo. Por otro lado, algunos de nosotros hemos sido despedidos por tener un trastorno mental.
  • Nos cuesta pedir ayuda: muchos de nosotros, por miedo a ser etiquetados, hasta que no sufrimos una crisis severa no acudimos a los servicios de salud mental, por lo cual la recuperación es más lenta y difícil.
  • Sufrimos el autoestigma: asumimos los estereotipos y prejuicios sociales como propios desde que nos diagnostican y ese autoestigma hace que nos autolimitemos, y tengamos baja autoestima o falta de expectativas de recuperación

Según la OMS, el estigma por razón de salud mental es un problema global y la lucha para erradicarlo tiene que ser una prioridad en cualquier sociedad democrática y libre.

Cargando, un momento, por favor