No tienes activado JAVASCRIPT en tu navegador, puedes navegar en nuestra Web tranquilamente, pero te recomendamos que lo actives para que puedas puedas utilizar nuestra Web con todas las funcionalidades.

Qué funciona y qué no funciona en la lucha contra el estigma

La lucha contra el estigma y la discriminación por razones de salud mental puede ser más efectiva si se siguen ciertos paradigmas y ciertos criterios de actuación. A continuación, enumeramos las prácticas, los métodos y los enfoques que funcionan a la hora de luchar contra el estigma y cuáles no lo hace:

1. Es efectiva cuando el liderazgo lo tienen las personas con experiencia en primera persona, que tienen una participación activa a través de la difusión de su historia de superación, y cuando a este liderazgo se unen también la 'segunda persona' y los profesionales del ámbito.

Por contra, la lucha no es efectiva cuando la 'primera persona' es solamente beneficiaria de estos programas antiestigma y no es parte. No es efectiva cuando exclusivamente actúa la 'segunda persona' (aquella que es cercana a alguien con un problema de salud mental) y los profesionales. 

2. Es efectiva cuando se realiza un enfoque experiencial y activo, basado en historias de recuperación. Es decir, lo que más funciona es el contacto social, que, además, afronta el estigma como un hecho que ocurre a múltiples niveles que se refuerzan mutuamente y hace falta combatir.

No es efectiva cuando se piensa que el estigma es el resultado de la ignorancia y la falta de información, y por lo tanto, se lleva a cabo un enfoque educacional factual y didáctico, centrado exclusivamente en la difusión de la información y la protesta.

3. Funciona cuando el centro son las historias, haciendo énfasis en aquellas experiencias de recuperación y superación de personas 'normales y corrientes'.

No funciona cuando solo se explican historias con énfasis en las partes más negativas del proceso, buscando exclusivamente compasión o enfado.

4. Es efectiva cuando se aborda el estigma como una realidad culturalmente específica que se aplica localmente y, por lo tanto, las actividades ponen el foco en unos cuantos colectivos diana bien definidos.

No es efectiva cuando se dirige a la población general, entendiendo que el estigma es genérico y homogéneo en todas partes.

5. Funciona cuando se centra en cambiar comportamientos discriminatorios concretos de públicos determinados.

No funciona cuando se busca cambiar primero las actitudes y los conocimientos, esperando que más tarde cambien los comportamientos.

6. Funciona cuando la tarea de la lucha contra la discriminación se hace de forma continuada e incorporada como parte regular de las actividades de entidades locales.

No ho lo hace cuando se hacen campañas con una duración acotada o cuando se basa en acciones únicas y puntuales.

7. Funciona cuando la essencia son programas de redes temáticas de proyectos locales TLC3.

No funciona cuando se realizan, de forma exclusiva, grandes campañas de marketing social a nivel general. 

8. Es efectiva cuando los programas de lucha contra el estigma pasan por una evaluación sistemàtica para mejorar las prácticas constantemente, midiendo los cambios conseguidos.

No es efectiva cuando las acciones no son estudiadas, medidas y evaluadas de forma continua.

Cargando, un momento, por favor