No tienes activado JAVASCRIPT en tu navegador, puedes navegar en nuestra Web tranquilamente, pero te recomendamos que lo actives para que puedas puedas utilizar nuestra Web con todas las funcionalidades.

La luz que puedes ver

A propósito del Premio Pulitzer de Ficción 2015, ‘La luz que no puedes ver’ de Anthony Doerr, que aparece de la nada para iluminarnos, quería hablar en este nuevo post. Pues, al contrario de lo que dice el título, sí que la puedes ver. Bueno, mejor que eso, sentir.

Parece un libro de ficción, pero nada más lejos de la realidad, pues luz es algo que cada día vemos con los compañeros con los que me junto en Obertament. Esas personas anónimas llenas de vida y nobleza, entregadas para un bienestar general y singular.

Quizá hoy día estamos tan volcados en nuestros propios sueños y nuestras individuales frustraciones que, en la velocidad y ferocidad acaecida en los días que atravesamos, no nos damos el tiempo necesario para permitirnos observar con detenimiento lo que sucede a nuestro alrededor.

Las personas como yo hemos tenido que aprender a ralentizar nuestro tiempo para permitirnos observar, sencillamente observar qué sucede a nuestro alrededor. Un regalo. Cada día hay un regalo para ti, aprovéchalo. Quizá suene ñoño o extraño, pero inténtalo, algún día comprenderás, que si realmente sigues haciendo lo mismo, al final, sucede.

Pero bueno, estaba hablando de mis compañeros de Obertament, esas personas en las que no hace falta buscar ni escrutar. Acérquense a comprobar quiénes son y verán esa luz de la que nos habla Doerr.

Cargando, un momento, por favor