No tienes activado JAVASCRIPT en tu navegador, puedes navegar en nuestra Web tranquilamente, pero te recomendamos que lo actives para que puedas puedas utilizar nuestra Web con todas las funcionalidades.

¿Qué son las microdiscriminaciones?

La lucha contra la discriminación por razones de salud mental pone el foco en algunos grandes temas que pueden marcar completamente y perjudicar la calidad de vida de una persona que pase o haya pasado por un problema de salud mental: las situaciones de estigma con el entorno más cercano, a nivel laboral o las etiquetas en los grandes medios que afectan a la opinión pública son algunos. Pero no son las únicas formas de estigma: hay otras más sutiles, pero que, para una persona, pueden resultar tan dolorosas como cualquier otra. Las que nosotros llamamos microdiscriminaciones.

Las microdiscriminaciones son aquellos pequeños episodios del día a día en los que alguien o alguna cosa, con o sin intención, te hace sentir mal por el hecho de tener o haber tenido un problema de salud mental. Pequeñas discriminaciones cotidianas que, aunque no llegan a marcar partes importantes de tu vida por ellas mismas, sí que te afectan y te hacen sentir estigmatizado y menospreciado.

Abrimos a cualquier persona que quiera explicar en nuestros blogs su experiencia en primera persona sobre estas microdiscriminaciones por razones de salud mental. Por eso, queremos detallar qué tipologías de microdiscriminaciones tenemos identificadas:

1. Minimización: Dicen que no es para tanto 

Es aquel “no será para tanto” que, en el día a día, te comenta alguien cuando hablas con él sobre tu trastorno. Esta microdiscriminación es la que se sufre cuando alguien minimiza o ningunea tu estado y no solo lo identifica como algo leve, sino que, queriéndolo o sin querer, te traslada una idea de culpa, como si lo que estás pasando fuera algo que tú has escogido.

2. Sintomatización: Creen que siempre me pasa algo

Aquel “¿ya te has tomado la pastilla?” tan ofensivo que algunas personas usan como recurso cuando no entienden por qué tienes una reacción concreta. Esta microdiscriminación surge a menudo cuando tu entorno atribuye un estado de ánimo perfectamente natural (de felicidad, de tristeza, de rabia) a tu problema de salud mental, y te menosprecia identificándolo como un síntoma más.

3. Condescendencia: Me tratan ‘tan bien’ que no me hace sentir bien

A todo el mundo le gusta ser felicitado o tratado con amabilidad, pero a veces puede llegar a ser desagradable. La microdiscriminación por condescendencia es aquel “¿y lo has hecho tú solito?” o aquel “¡muy bien, eres el mejor!” que nace de una posición implícita de superioridad. Queriéndolo o sin querer, quien te lo dice te identifica como alguien menos válido o inferior, y su amabilidad te hace más mal que bien.

4. Peligrosidad e imprevisibilidad: Creen que soy imprevisible o peligroso

Aquello de “cuidado con este”. La microdiscriminación por supuesto de peligrosidad o imprevisibilidad nace del desconocimiento, cuando tu entorno relaciona, erróneamente, que hayas pasado o pases por un problema de salud mental con que seas peligroso o imprevisible. Son aquellos pequeños comentarios o comportamientos de los que piensan que les harás daño… y que realmente te están haciendo daño a ti.

5. Miedo al contagio: Me esquivan para no ser vistos como yo

A veces, cuando alguien sabe que has tenido o tienes un problema de salud mental, se aleja. La microdiscriminación por ‘miedo al contagio’ se da cuando esta persona que se aleja lo hace porque no quiere saber nada de problemas ni quiere que la identifiquen contigo y con tu trastorno. Es aquel “cómo está estos días… estando así, yo no me acerco”.

6. Menor inteligencia: Piensan que soy menos inteligente

Eso de que te expliquen una cosa muy poco a poco, como si te costara entenderlo o hablaras otro idioma. La microdiscriminación por supuesto de menor inteligencia es aquella en la que, equivocadamente, alguien se piensa que tu problema de salud mental hace que no comprendas las cosas o que tengas un menor coeficiente intelectual.

7. Incompetencia: Piensan que no puedo hacerlo

Aquel “no le des esta tarea, que no la podrá hacer”. La microdiscriminación por supuesto de incompetencia es aquella en la que te hacen sufrir porque piensan (y te lo transmiten) que no podrás hacerte cargo de una cosa o cumplir correctamente determinadas funciones o acciones por el hecho de tener o haber tenido un problema de salud mental.

8.Vergüenza: Me dicen que no explique mi trastorno

Aquello de “yo te apoyaré… pero esto no se lo expliques a la gente”. Este tipo de microdiscriminación es el que te hará sufrir aquella gente que, sin querer discriminarte, e incluso dándote su apoyo, se avergüenza de tu problema de salud mental ante el resto de la sociedad. 

¿Alguna vez has sufrido alguna de estas situaciones de microdiscriminación? Explícalo a través de nuestros blogs. Aquí te explicamos cómo puedes participar.

 

Cargando, un momento, por favor