No tienes activado JAVASCRIPT en tu navegador, puedes navegar en nuestra Web tranquilamente, pero te recomendamos que lo actives para que puedas puedas utilizar nuestra Web con todas las funcionalidades.

¿Por qué?

El sistema sanitario es un actor clave para ayudar a erradicar el estigma. A él llegan las personas que buscan un tratamiento, respuestas o, simplemente, ayuda. Pero no siempre reciben lo que esperan, y los datos indican que la realidad se puede mejorar:

-El 26,1% de las personas con trastorno mental en Cataluña ha sido discriminado en un centro hospitalario en alguna ocasión por el hecho de tener un trastorno mental, y un 24,9% en los centros de atención primaria.

En la red básica de salud las personas pueden recibir una peor atención cuando los síntomas de malestar físico son interpretados como consecuencia de un trastorno mental. En los CAP, la falta de protocolos de atención a la salud mental hace que el tratamiento sanitario dependa de la sensibilidad y / o interés personal de cada profesional.

-El 40,6% de las personas con un trastorno mental afirma haber sido discriminado en al menos una ocasión en un servicio de la red de salud mental.

Los profesionales afirman sentirse incómodos ante el encargo institucional que implican protocolos y normativas demasiado restrictivas.

Aquí tienes más datos sobre estigma en salud mental en el ámbito de la atención sanitaria:

Cargando, un momento, por favor